La importancia de una buena hidratación

En muchas ocasiones hemos escuchado lo importante que es beber sobre 2 litros de agua al día, pero ¿alguna vez te has parado a pensar porqué es tan importante una buena hidratación para nuestro organismo y nuestra salud?

             Nuestro cuerpo esta compuesto aproximadamente en un 80% por agua, y a lo largo del día, a través de la sudoración o transpiración vamos perdiendo agua, por lo que es importante beber de forma continua y no esperar a tener sed, para ir reponiendo todo este líquido que vamos perdiendo y no llegar a un estado de deshidratación.

 ¿Cuáles son las funciones del agua en nuestro organismo?

            – Regula la temperatura corporal.

            – Transporta y distribuye los nutrientes esenciales para las células.

            – Ayuda en la eliminación de las toxinas que produce el organismo.

            – Colabora en el proceso digestivo de los alimentos.

            – Actúa como lubricante de las articulaciones.

            – Actúa como amortiguador en los ojos, cerebro y médula espinal.

Una vez vistas las múltiples funciones que el agua cumple en nuestro organismo, insistimos en la importancia de una correcta hidratación.

             A la hora de hacer deporte y durante los entrenamientos, es importante beber agua antes, durante y después de ejercitarnos, para recuperar toda el agua y sales minerales que podamos perder a través de la sudoración.

            También es importante mantener una buena hidratación para que nuestro rendimiento físico no se vea afectado. A continuación vemos como afecta una hidratación deficitaria a nuestro rendimiento deportivo:

            – Con la pérdida de un 2% de agua corporal empezamos a sentirnos fatigados.

            – Con la pérdida de un 3% de agua, la capacidad de contracción muscular se reduce entre un 20 – 30% provocando una reducción de la efectividad del entrenamiento.

            – Con la pérdida de un 6-8% de agua, sufrimos el riesgo el riesgo de sufrir calambres, síncopes  y un golpe de calor, provocados por una elevada temperatura corporal.

            Como vemos, los riesgos de una mala hidratación pueden llegar a ser graves, por lo que os animamos a llevar una correcta hidratación y disfrutar de vuestros entrenamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *