La tecnología EMS o Estimulación Eléctrica del Músculo, lleva años utilizándose en terapias, deporte y estética. Utilizando impulsos de corriente eléctrica sobre los músculos se consigue que éstos se contraigan y relajen igual que durante el ejercicio de manera más profunda.
Los dispositivos EFIT aplican los últimos avances en tecnología EMS para proporcionar una estimulación integral durante el entrenamiento.
En nuestra vida cotidiana, el sistema nervioso central envía constantemente impulsos eléctricos para controlar nuestras acciones musculares. EMS utiliza este principio natural para llegar a las capas musculares más profundas, las más difíciles de activar con un entrenamiento convencional.
Esto es posible gracias al chaleco de entrenamiento especial que suministra estímulos adicionales al músculo desde el exterior.

Se trabaja de forma activa y los músculos reciben estimulación a través de ondas EMS mientras se realiza un trabajo físico específico.
Esta combinación única ofrece un aumento adicional de contracción muscular para obtener unos resultados altamente eficaces a un nivel inalcanzable para métodos convencionales.

El entrenador personal controla cada grupo muscular, ajustando la intensidad y ejercicios del entrenamiento de acuerdo con las metas individuales. Con EMS se logran resultados visibles en muy poco tiempo.